Cántico a un nacido dios (I)

Primer encuentro:

Desgrana besos en los labios de tu amante, dulce ángel que has caído en la tentación, tu alma vuela al viento con el calor de esa pasión. Vuela libre, joven, ángel, casi un dios que en su olimpo de montes ha dejado la virgen juventud empeñada por unos momentos de placer. Vuelves de nuevo?

Mi mirada se queda pendiente de la calle que lleva hasta la reja de mi casa, su coche ha dado la vuelta a la esquina. Un trago de saliva se me ha quedado pendiente en la garganta; viene… viene.

Ha quedado el coche azul parada frente a mí. Mis ojos le adivinan tras el cristal. Una mano sujeta la puerta medio abierta y detrás de ella esos ojos que como el cielo alumbran en la casi oscuridad. Qué busca? Qué quiere?.

Se ha quedado parado frente a mí. Nada dice solo mira y mira….. Se acerca de repente y deja un beso suspendido entre el aire y mi mejilla. Un frío recorre todo mi cuerpo haciendo que el vello me duela al ponerse electrizado. Una corriente de aire limpio llena mi olfato mientras su colonia se funde en mi nariz con otro olor que quisiera sentir.

Me alarga la mano, ven…… Y de dejo ir. Poco a poco me he quedado a pocos centímetros de él. No sé que decir, aún las imágenes juegan en mi mente, no podré olvidar… nunca podré olvidar. 

DAMADENEGRO2007Safe Creative #0909274596014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s