DESCONCIERTO

 

Qué desconcierto crean en mí tus manos, acariciando mi rostro a estas horas de la madrugada. Manos fuertes, hermosas y cálidas que de un frenesí impregnadas me hacen temblar temerosa de lo que después puedan pedir…Y acaricias mi pelo, mientras tus labios besan los míos, mi dios oscuro, que de maldad tienes la piel impregnada y el calor del astro nocturno ha dejado esa palidez en tu cara. Ojos oscuros, llenos de ternura pero a la vez de una pasión desbocada en este mes de otoño, libres y sedientos el uno del otro. Y tus manos me siguen acariciando la espalda; mientras pobre de mí¡ intento terminar sin fin este tarea encomendada. Un beso en tus labios dejo y un frenesí te vuelves con tu lengua intentando robarme el alma …. y por qué lo intentas si me tienes robada desde el momento que te conocí.

Besos tiernos y dulces que de pronto se vuelven frenéticos en esta cita loca que nos hace enloquecer también. Y me dejo llevar, que puedo hacer?? y esa boca es mi locura, los ojos de la pasión te adornan, ese cabello castaño que de tintes caobas ha adornado el calor de la oscuridad y esas manos; manos locas más aún. 

Chirridos de rejas, la luna luce en el cielo que a duras penas se deja ver por la ventana; una respiración entrecortada y la oscuridad de dos cuerpos; hace frío y sin embargo el calor me descoloca. Tu me tiendes la mano, voy hacia tí. El camastro se ha teñido de rojo, bajas camisa y pantalón y como un dios te transformas en carne total de mis deseos, posesión infernal de mi alma, perdición total de mis sentidos y tú desposeído deseas que te posea yo a tí. Cabalgadura de pura sangre que corriendo por los llanos, me llevan con tus manos en carrera loca hacia el placer. Y cabalgo amado, haces que cada trance, salto o traspiés se convierte en un gemido, un altar al placer. 

Y suelto tus riendas-manos y me agarro a tu pelos-crines y en deseo apasionado que está llegando al fin, me clavo en tu perfil y ahondo hasta el purgatorio en que has convertido mi interior, tratando que esa llave abra las siete puertas y dejes el placer salir. Atronando los gritos que de garganta en fuego, salen como maldiciones, haz llegar el clímax, es el fin. Y la cabalgadura se vuelve loca, endiablada, sin freno ni meta por llegar……. manos que te querían tener dobles para poder agarrar a este hermoso potro que me ha llevado el placer de cabalgar sin montura.. a pelo…. ay de mi¡¡¡¡ Frases en idiomas desconocidos, quizás maldiciones, quizás conjuros para atrapar mi alma….. tus manos juegan con el aire que me rodea en estos momentos…. Y la amazona cae, rendida a tu lado, y en un arrebato busca tu boca, volcán de deseo para poner la marca de su bravura; rocinante, hermoso pura sangre propio… Sangre… ha salido la palabra al fin. Y te levantas hermoso, me ofreces tu pecho… Qué quieres de mí?.

 

Y tus manos me acercan más y más a un pecho que no late…. Toma, me dices… forma parte de mí. Y con manos condenadas te haces un corte para que beba líquido rojo…. Dios, de nuevo caí¡¡¡¡ La carrera se vuelve loca… los candados han quedado de nuevo cerrado, las escaleras deseadas se hacen eternas. Arriba, aire al fin. Y caigo al suelo en lloros, sucia de deseos, qué puedo hacer?.

DAMADENEGRO 14/4/2009

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s