EL REY DE LA NOCHE

Miedo tengo muchas tardes cuando veo que el sol se pone en el horizonte; miro de reojo esos últimos rayos que se esconden poco a poco tras la figura entrañablemente amiga del piruli que veo desde mi dormitorio… Y quizás ese temor es consecuencia de que con la noche haces acto de presencia.

Temor si, mi querido amigo, porque tu entrada en mi vida a la caída de noche me hace volverme loba y depredadora y me dejo caer en la cama esperando tu aparición con los primeros lazos negros de la oscuridad..

Y ruido leve en la puerta y sé que tus pasos casi de terciopelo se pierden por la alfombra del salón; otro leve sonido y las llaves caen sobre el sofá junto con eso que te suele cubrir las espaldas en los días que aún son fríos con la caída del sol. Noto ese ronrón que mi gato te dedica, ardoroso deseo de mi corazón y poco a poco tu figura se dibuja en el pasillo que te trae hasta mi.

Y asi veo como te asomas solo un pelín al marco de mi puerta, esa que da a este jardín que de flores has sembrado y cuidado para que esta primavera sea la envidia de todos: como luce, que placer verla así¡¡¡ … como debe amar… o desear…. quien será??

Y apoyado en la puerta me miras con satisfacción; está bien tu obra , amor???… mira en que has convertido a esta mujer tranquila, culta, seria y eficaz cien por cien; en una chiquilla loca que rie por doquier y que te busca y desea para jugar a juegos cien.

Y me miras coqueto, porque al fin sabes que es lo que me pasa y te sientes orgulloso que sea tù la razón de mi pasión.. Nos ha pasado a los dos. Quien te iba a decir que te reirías hace un año así?

Pero como siempre la sorpresa tienes en el bolsillo preparada para darme unas buenas noches interminables… mañana hay que trabajar, pero quien se deja descansar con semejante ejemplar apoyado en la puerta de esa forma mirando y en esa pose tan … digamos, sexi?.

Camisa blanca de seda y pantalón negro… madre que me lo veo venir¡¡¡¡ y así es. Musiquilla que conectas en mi pequeña cadena y que te hace bailar en solitario ante mí. Media vuelta y otra media y fuera la camisa…. vaya”

Y te gusta como lo hago?’ pues demasiado, que si.

Y no dicen por ahí que los hombres no somos sexis sino amariconados cuando bailamos así.

Pues no creo que lo que pasa por mi mente en estos momentos sea precisamente pensamientos de que eres gay por bailar así…  me lo dejo para mí.

Y el bailongo se prolonga, y éste me pone a mil…. y se sigue moviendo el niño y se quita esto más y casi nada¡¡¡¡ yo me rindo aquí.

Y carcajadas hermosas que dejan tus dientes blancos deslumbrar a la luna que llena está hoy entera para ti…. que hermoso eres amor¡ y que bien bailas aunque digan algunos que pareces maricón.

 

Y te gusta mi morena¡¡¡…. que si me gusta bribón; adoro ese movimiento de caderas y ese culito meneón; fiel mirada la mía en el trasero de este travieso bailón….

Y entre carcajadas de música nos besamos y aquí comienza la sesión. La luna se presiente entera, el resplandor ilumina la habitación y las luces de la calle quedan prisionera entre los visillos de nuestra habitación; el reloj sólo marca las 22.00 h. mira que si queda aún.

Me besas en el cuello, sabes que me encanta y a quien no¡¡¡ pero tu boca es especial lobo mio, es como una especie de tremendo chupetón que atrae toda mi sangre hasta el borde del colapso de mi pobre corazón.

Y me haces tuya y sigue la canción y tu con el ritmillo agarrado en la cintura me mueves y me mueves y así a ritmo dulzón le damos a la luna un pase para que se asome de una vez al balcón y vea pálida y seria que poco caso se le hace cuando llena brilla.

Y es entonces cuando tu la miras y de pronto esos ojos se llenan de sangre, se agrandan y tu boca se abre en un alarido de placer y hasta el alma me llega la llamada de esa selva que hace siglos vimos desaparecer…

Lobo & loba unidos por la luna llena nos perdemos por los senderos del placer. Y en el camino dejamos la piel que en humanos nos convierte cuando comienza a amanecer; que mientras sea de noche el placer se adueña de nuestros cuerpos y nos deja al borde de la muerte in situ de seres que adoran la noche y en transformación de hombre y mujer en bestias que buscan carne para sólo para el placer, nos deja tendidos en la cama, cansados, sudando y nuestras manos se levantan juntas, clamando al cielo y a la luna que lobos nos deje hasta el amanecer.

Que cosas me haces sentir, amor, en esta noche larga de luna llena. Que delirios haces con mi cabeza cuando estoy al borde del placer…. que cimas he conquistado con un simple movimiento picante de tus caderas al aparecer.

Ya ves que de inocentes no pecamos… picantes a más no poder y placer por millones nos repartimos tu y yo por doquier. 

Texto ®DAMADENEGRO2005Protected by Copyscape Online Plagiarism Checker

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s