VOGUE

No soy persona de leer muchas revistas, me decanto por las tradicionales que tratan de los asuntos que me puedan interesar como persona y mujer en cualquier campo y soy fiel a dos nada más que se ocupan no sólo de la moda, sino de todo aquello que tiene a la mujer como protagonista principal y al hombre como fiel secundario. No me gustan las revistas que nos ponen ante los ojos un mundo de sueños, de trajes fabulosos que jamás pueden ser tuyos, no soy mujer de caras perfectas, de anuncios que te prometen tener siempre 30 cuando tienes 50; en una palabra no me gusta que traten de engañarme con buenas fotos, buenos profesionales o éste o a que medio y tampoco que me digan que se me puedo poner todos los modelitos en cualquier lugar o a cualquier edad, es quizás por lo que no he cambiado desde años en cuanto a revista femenina si es así como se las denomina.

Ya es difícil que todo parezca rosa cuando la mayoría es gris y por lo tanto busco profesionalidad en todos los terrenos cuando busco un reportaje, una entrevista, una exposición…. Y eso me lo ha dado Vogue siempre. Son páginas que con el tiempo se han hecho parte de mí cada mes y que, al precio de 4 €, me deja entretenida durante todos los treinta días que comprende la tirada mensual de la publicación.

La lectura y la costumbre de leer y ver el Vogue me viene de familia. Ha sido siempre la principal publicación que se ha leído en casa por mujeres de diferentes edades. Una publicación con profesionales que nos trae tanto los reportajes más actuales, las modas y todo aquello que va paralelo a la vida femenina ya sea en los campos de educación, los hijos, condiciones laborales y sus trucos y derechos, profesionales del maquillaje que también nos enseñan trucos para parecer más alta o más delgada según conveniencia. En fín que es completamente entretenida y justa para ser leída durante los 30 días que tardará en salir el próximo número con nuevas noticias.

Problema de la publicación como viene siendo habitual en todas las de este tipo: la publicidad. Aunque debo añadir que la publicidad que aparece en cada número de Vogue es más una obra de arte para admirar que una página pasada con desgana. Quiero decir con ello que la calidad del papel de la revista y el gusto por escoger los buenos anuncios hacen que éstos sean también parte de ella que hace todo un placer su contemplación y su estética; cosa muy normal si se mira sus marcas matrices que son ya historia dentro del panorama femenino sea en el campo que sea.

Normalmente un número de Vogue mensual consta de unas 300 páginas, a todo color y en un papel de altísima calidad, la estética de distribución es de alto standing, teniendo a los mejores fotógrafos como aliados para los buenos reportajes a personajes de la vida española, normalmente mujeres, que nos cuentan sus secretos más personales. Todo ello llevado por las manos expertas de periodistas y fotógrafos que saben como sacar partido de cualquier persona encuadrada en el campo que sea de esta vida mundana española e incluso extranjera.

 

Trucos a raudales para usar una prenda a diferentes edades y con qué “pega” mejor según edad. Las estrategias de los estilos a diferentes edades también. El personaje del mes. Inversiones, porque no todo va a ser superficial en esta revista y es precisamente lo bueno que tiene: entretiene a la mujer y la aconseja en aquellos campos profesionales que puede interesarle como son la bolsa e inversiones bancarias o de otro tipo. Una información básica para la mujer de hoy, totalmente integrada en los asuntos profesionales y personales al cien por cien.

La edición española es pues un clon de su alma central, simplemente que se tratan asuntos que interesan a las mujeres españolas y a los hombres que conviven o que viven con ellas. Una manera entretenida de conocer mejor a sus compañeras ya sea en el terreno profesional o personal.

Algunas veces no regala una fantasía para un día. Una pequeña locura que podemos hacer en cualquier lugar con nuestro pelo o nuestro maquillaje. Quizás una fiesta en la que todo puede estar permitido y por lo tanto podamos utilizar esa idea que hemos encontrado para un momento de total libertad. Realmente pueden resultar increíbles las ideas que encontramos en estas páginas.

El entorno del cine, sus divas, sus vestidos y sus trucos. También puede serlos útiles saber que hacen o se ponen esas mujeres perfectas a todas las edades y cuales son sus remedios para el paso del tiempo. Una verdadera sorpresa nos puede esperar con nombre propio. Naturalmente también podemos escoger modelo para copiar en cualquier momento de nuestra vida. Las fotos invitan a ello.

Y poco más puedo añadir a una publicación que como he dicho al principio forma parte viva de mi vida en cuanto a medios de comunicación e información. Ninguna otra ha llegado a superarla y digo francamente que las he visto todas y las he leído todas. Pero el grado de profesionalidad y la calidad de la publicación junto a su buen hacer en el campo fotográfico, hacen de Vogue la mejor de todas por supuesto, para mí.

 DAMADENEGRO 2007

Protected by Copyscape Online Plagiarism Checker

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s