LEVITACION

Mujer que camina por la habitación dejándose llevar por un aire de libertad. Sólo se detuvo un momento para poder acostumbrarse a la oscuridad. Sólo una raya partía con su luz de luna llena la cama donde un hombre reposaba, vaciló un momento más y después quiso unirse a ese cuerpo extraño pero que le atraía de una manera sobrenatural. Pensó un poco; quizás le rechazara, quizás no la quisiera…. no lo dudó más; se fue acercando poco a poco después de cerrar la puerta, necesitaba alguna compañía masculina; él hacía cinco semanas que no aparecía y su deseo se volvía desesperado; no preguntaría nada, necesitaba ese cuerpo que estaba en la cama, quizás desconocido, que se había dejado caer después de una charla en la gran reunión que se celebraba en la biblioteca de la casa.

No le importaba mucho si le conocía o no, la decisión de tomarlo como víctima carnal de su deseo, la hizo con todas las consecuencias; se sentó al borde de la cama y tomó la cinta de satén que servía de correa a su vestido, hizo rodear sus muñecas masculinas, dejando al hombre sin defensa…..

El abrió los ojos, unos ojos amarillentos que rompieron la oscuridad reinante y que se posaron en los de ellas como una pregunta sin respuesta. Qué quería este hombre preguntar?. Nada viendo como estaba a merced de una mujer que quizás no sabía ni quien era. Simplemente aprovechó la circuntancia y se dejó hacer.

La fiera acumulada de cinco semanas de espera hizo que ella, una vez dejó al hombre inmovilizado, se aprovechara de cada rincón de su cuerpo para convertirlo en un manjar exquisito. Tiró las ropas al suelo dejándolo desnudo sobre la blanca sábana, los cojines amontonados en un lado. La mujer buscó, encontró y saboreó cada pedazo de piel masculina que se brindaba ya sin ninguna resistencia. Quisó besar aquellos labios que comenzaron a gemir en condiciones extremas ante cada roce de la boca femenina y encontró una boca dulce, embriagada por un manjar que quizás tuviese algo de veneno porque ella se sintió morir.

En un lance corporal ella se subió a la fuerte cabalgadura y lanzó carrera de vicio y placer por la oscura habitación, poco a poco tomaron la cima más alta, aquella que les llevará a la cópula definitiva; aquella que hará llover serpenteantes colorines en la oscuridad de la noche. Y siguió su loca carrera en busca del placer, hasta que el hombre rindió homenaje a sus ancestros musitando quejidos y lamentos como lo haría su eslabón perdido. La mujer lanzó sus cabellos al viento y tomando como punto de empuje el torso desnudo del hombre siguió la fuerte decisión del deseo.

Llegó el punto esperado, la meta deseada, el final de todo, cuando dos cuerpos se unen en la oscuridad para iluminar un mundo de pasiones. Las venas se volvieron mas azuladas, los labios más entreabiertos, los músculos más tensos, los quejidos más dolientes y el grito final vino acompañado de mordeduras de labios que dejaron un surco de sangre por los confines de ambos….

Libre al fin los deseos contenidos en muchos meses, la mujer se dejó caer sobre el lado de la cama donde ahora el hombre comienza a librarse de sus ataduras… un momento de silencio; el hombre se incorpora en la cama, se sienta y acaricia dulcemente la mejilla de ella. Miradas que quieren acostumbrarse a los rasgos del otro y un sonrojo que ilumina la mirada de ella: Eres tu¡¡¡

Era él, que también la conocía que se arremolinó en la oscuridad para mandarle mensajes de secretos que fueron guías anónimos para guiarla hasta aquel dormitorio a oscuras de la gran masión que de nuevo los volvía a unir.

DAMADENEGROProtected by Copyscape Online Copyright Protection Software

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s