TIEMPOS DE LIBERTAD

En mi mente aún están vivos aquellos recuerdos hermosos de una época que emana libertad por todos los costados, años 70´s las puertas se abrían bajo el nombre de revolución cultural. Y realmente esa revolución invadió todos los campos del quehacer humano. Yo, con mis veinte primaveras, fui hija de esa época porque me cogió con los años precisos para disfrutarla plenamente.

Me han preguntado muchas veces si he fumado porros; fumo LM light, pero nunca he necesitado nada para volar; ahora simplemente vuelo con Iberia. Me han preguntado si he utilizado el condón o paraguas, como se le llamaba en aquella época y he contestado que sí; tampoco era para ser madre a esa edad de universitaria y por supuesto el condón sólo tenía esa finalidad. Me han preguntado si era habitual de las comunas hippies y he dicho que sí por supuesto, sobretodo de las que se formaron tras la duna de Tarifa y en los Caños de Meca (primeros lugares donde se practicó el nudismo en la provincia sin temor a ser detenidos por la pareja de civiles).

Y en esto precisamente estamos: en el nudismo.

Y qué más picante que hacer un relato sobre una jornada de fín de semana en una zona nudista de mi Cádiz utilizando una caravana alquilada para pasar la noche en la zona de aparcamientos; puesto que el camping ya no es libre y tampoco te puedes fiar de nadie… pues esto ocurrió hace muy poco en uno de esos fines de semana con tiempo soleado y mar tranquila.

La verdad es que mi hermoso y yo estábamos por alejarnos del mundanal ruido para vivir una jornada muy a los años 70´s; por supuesto él tiene algunos (más que algunos) años menos que yo y por supuesto también no había conocido aquellas hermosas comunas donde todo se compartía… en realidad ahora es difícil fiarse de lo que se comparte así que decidimos compartirnos mutuamente.

La caravana pequeña pero coqueta fue alquilada en el Puerto de Santa María para un fin de semana de la entrada primavera, camino de la libertad nos fuimos los dos dándonos el sobe por el camino lleno de ese maldito tráfico de los viernes tardes. El, poco acostumbrado a esto de perderse por los vírgenes caminos del placer, no sabía por donde tenía que cambiar de sentido ni que camino coger. Así que me convertí en su brújula y en su guía Michelin.

Llegamos ante la mole de Vejer y allí nos metimos por la carretera que lleva a la playa de El Palmar, que en estas fechas aún está solitaria y tranquila. No íbamos a necesitar ningún tipo de víveres puesto que la caravana llevaba de todo, incluso ducha. Mi amigo estaba nervioso…. también es natural, no suelo ser mujer discreta y algunas veces me encanta verle llegar al límite con mis diabluras.

Aprovecho que está en algo que no puede dejar y me gusta tocarle los muslos; sí esa parte interior que se deja a la mano cuando se conduce; naturalmente no soy tan loca como para hacerlo en carretera con tráfico de kamikaze, esto sólo lo reservo para los caminos vecinales.

La llegada a la playa fue tranquila y dejamos la caravana con el coche en el aparcamiento solitario. El mar estaba tranquilo y azul, el levante dormía y el poniente también por lo cual era perfecto todo.

Había pasado calor mientras hacíamos el viaje; realmente el calor me invade siempre que le tengo a mi lado; es demasiado hombre como para no poner límites a mi libido; me tengo que bajar de la nube en que subo cuando le miro. Es normal es demasiado hermoso y me tengo que hacer la tonta y decirme es un sueño¡

Salí como torpedo para el mar, por la arena quedose el vestido veraniego, las sandalias y la bragas y me tiré al oceano con esa necesidad imperiosa que tenemos todas las hembras que nos hemos criado rodeada de ese hermoso remanso de vida que es la Mar.

Y allí nadé, buceé, mis ojos se deleitaron con esa magnífica vista que es el mar cuando está en paz y me da la paz…. y en eso estaba cuando un chapoteo de burbujas me hizo girar del tirón…. J también estaba allí.

Naturalmente lo primero que vi fue la parte del cuerpo que estaba bajo el mar… por fín se bañaba desnudo. Era su primera vez.  Esto es una maravilla exclamó¡¡ ya ves chico lo que te has perdido en tantos años de bañadores de miles de clase…. esto es vida amor y también es libertad. Así nadamos de un lado para otro, nos cruzábamos en el fondo del mar y nos dábamos las manos bajo la superficie y cansados salimos para recibir las caricias del sol.

Poco a poco sentimos la necesidad de hacer contacto físico; era la primera vez que estábamos solos en el mar y desnudos… me tomó por la espalda y me sirvió de colchón para que flotarse a su lado y me miró con una mirada medio gris, medio verde que me dejó alucinada. Qué hermoso eres¡

Y después nuestros labios se unieron dejando caer las gotas del salado líquido junto con las dulce saliva que se segrega cuando el sexo está presente….. un beso, dos, la lengua que se desliza por mis labios, por mi cuello… arrebato de pasión cuando llega a mis senos y los acaricias mientras tu otra mano me mantiene a flote…. y me sigues besando por el ombligo y un relámpago de placer estalla en medio de mis piernas cuando esa boca llega al volcán de latiente y próxima erupción.

Me pongo a tu altura y tomando aire me deslizo por tu cuerpo fuerte, hermoso que toma tonalidades azules bajo el mar y un nacarado resplandor te hace casi una aparición angelical rodeado de océano. Y bajo y bajo y veo que tu vientre se contrae porque sabes cual es mi meta… ahora sólo queda esperar hasta que punto puedo contener la respiración para topar con tu placer máximo.

Y te admiras de mi permanencia bajo del agua, porque tu cuerpo estalla antes que mis pulmones y un aroma caliente llega hasta mi cara con miles de purpurinas multicolores que hace aún más hermosa la estampa naturista.

Cuando salgo del agua, tu rostro mojado y el pelo hacia atrás como un ídolo vencido está en los últimos delirios del placer; aún te contraes entre mis brazos…..

Ha sido único, me dices a media voz.

Era la primera vez? te pregunto.

Si, jamás lo había hecho en el mar.

Y que te ha parecido?

No me preguntes, no te tengo palabras.

Y te imaginas si vamos a más.

Tus ojos marrones se tornan negros y aire de picardía mueve esa boca mía, a medias entre la sonrisa y el deseo…

Más?

Claro, ahora el total…

Y nos enfundamos en luchas marinas y si Neptuno está mirando, seguro que el tridente lo tiene que tener tenso por la osadía de invadir sus dominios y allí ante sus ojos profanar la virginidad del mar.

Y en el último momento, cuando los rayos del astro rey se dejan caer en el horizonte, tú y yo nos hemos tendido sobre el manto del mar y con las manos juntas nos hemos empujado uno al otro hasta entrar… entrar, entrañas mías que de salado manantial se han transformado para dejar deslizar ese hermoso miembro que te adorna y que ahora me aprisiona hasta hacerme reventar.

Y en la playa de El Palmar, casi a la puesta del sol, dos voces se escuchan en la soledad. Clamores de orgía que no de guerras, placer y después serenidad.

Y abrazados porque el frío se deja ya notar nos hemos cobijado en nuestro nido para mirarnos fijamente a los ojos abrigados por una manta y me has dicho. Esto es imposible de superar…. ha sido como tocar el cielo, ha sido como morir en el mar.

Simplemente mi querido amor, ha sido la libertad…..

 ®DAMADENEGRO2005Safe Creative #1206081780018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s