~DIAS DE CINE~

Versos desparramados por esos labios que parecen musitar con miedo tus sentimientos. Adorado de mi alma que tienes la delicadeza de dejarme hacer mis cotidianas tareas en esta tarde hermosa, jalonada de premios y de grandes hombres del cine que se citan en San Sebastián.

Has salido al balcón para acaricias con tu mirada la ciudad que se abre a tus pies como rindiendo culto a la belleza más radiante de esta tarde de gloria. Y tus manos, largas y finas que sobre la madera limpia y reluciente del hotel, parecen acariciar los más hermosos pensamientos que aunque no quieras, me transmites a través de no sé sabe que ondas especiales que nos unen siempre a tí y a mí.

Y así te observo, de espaldas, con el balcón abierto a los frescos aires del cercano otoño y miro tu incomparable figura dibujada por la claridad exterior. Que hermosura tienes en tu cuerpo, dulce imagen adorada que me hace soñar despierta y esperar que en un momento te des la vuelta y pueda ver esos ojos negros llenos de pasión.

A lo lejos se escucha una canción salida de un acordeón de algún músico callejero que enterado de la cita del séptimo arte ha venido a recoger también su premio. Y en una de esas notas te has vuelto hacia el interior de nuestra habitación y me has sorprendido mirándote, pensándote, amándote en el silencio.

Y poco a poco, como gato que se acerca a la presa te has deslizado por los mármoles del suelo hasta ponerte tras de mí. Mis manos han temblado ante el teclado de este infernal invento del portátil. Que hermosa calidez ¡

Y como si mis pensamientos hubiesen sido escuchados por algún mago juguetón, te has agachado sobre mi cuello y has dejado dos besos, suaves roces de pasión, que han hecho que mi piel entera se llenase de un deseo desbordado de hacerte mío, entero mío, amor.

Y he doblado la cabeza buscando ese premio que siempre son tus besos dulces, ardientes y esa boca que medio entreabierta se ofrece a deleites miles; hermoso mío, te deseo cada vez más en mi vida; me llenas de sentimientos, me dejas hasta el límite de deseos por tu cuerpo, por tu ser entero.

Me has cogido del brazo y con esa música de fondo hemos bailado los dos en esta tarde hermosa a través de esta misma habitación en que un día tuvimos la primera charla sobre esa pasión que nos une: el cine, un amor, un deseo conjunto.

Bailes de nostalgias pasadas que tras las cortinas al viento nos han dejado aposentado en el lecho y allí haciendo el estribillo de la canción, en hermosos lances de amor hemos caído y después de tu culminación, la mía nos ha llevado hasta el techo pintado de hermosos ángeles, que nos miran abochornados por la visión.

Dulce hombre que ahora descansas, duerme mi bello amor, que esta noche entre terciopelos negros la dama y tu bajaremos la escalinata que nos lleve hasta la vida misma, o quizás nos entregue a la eternidad de la mano, sintiendo esta pasión.

DAMADENEGROSafe Creative #0812232282495

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s