~ANTESALA~

Has deseado mi querido amor que esta semana sea un poco especial y como todos los años el lugar de encuentro en el mismo lugar tiene la referencia de ese hermoso monumento levantado en los bordes mismo de los Cárpatos; sin embargo no te has dejado llevar por las invitaciones y has querido que nuestra convivencia en estos días especiales que preceden a la fiesta del diablo sea en un hermoso lugar para tí y para mí solos.

Ha sido una sorpresa descubrir desde la ventanilla del viejo coche la carretera como una serpiente de rocas y verdor no nos llevaba al mismo hotel de siempre; sino que se recortaba en unos de sus cruces de camino hasta esta cabaña inmensa situada en medio de la nada. Noche caía sobre nosotros cuando salí del coche y me quedé fascinada mirando el contraluz hermoso que hacía sobre el fondo del horizonte enmarcado por los impresionantes picos de la montaña sagrada…

Y de tu mano he llegado hasta la puerta como si volase hasta el confín del cielo y la llave nos ha dado acceso a un calor placentero, una luz de llamas rojas que alumbraban el salón ornamentado con muebles de viejas maderas, pieles de animales adornando las paredes y un reloj que marcaba cada minutos acompasando los latidos de mi corazón.

Allí me he quedado sola, mientras tú entrabas y salías con las maletas y las bolsas. Un portazo me ha hecho volverme hacia tí y esa luz de las llamas se me han antojado como besos rojos que se depositaban en tu cara, en tus ojos y en tus labios.

-Te gusta?, has preguntado entre la timidez de no saber si mi respuesta iba a ser positiva.

No he podido contestar porque mi corazón ha saltado por los aires, el regalo ha sido tan hermoso que no he tenido palabras para agradecerte la soledad que nos va a rodear estos días en que sólo se verá truncada por la gran fiesta del 31 de Octubre. Mis brazos se han agarrado a tu cuello y allí he depositado un beso apasionado con un roce de mis labios sobre esa piel dulce, suave y he sentido el latir de tu corazón por las venas que llevan tu sangre del mismo color de ese fuego que ahora parece arder en mi interior.

Me has alejado de tí, unos centímetros sólo para mirarme a los ojos. Y he visto en esa mirada como si quisieses penetrar en mi alma para saber que había dentro de ella. Mis ojos se han deslizado por tu todo tu rostro, por tu cuello y hasta tus manos puestas sobre mi nuca.

Hasta cuando vas a dejar de sorprenderme mi querido amor¡¡.

Y de un salto has subido por la escalera del fondo indicándome que te siguiera. Creo que he subido esos escalones sin tocar el suelo… parecía levitar sobre mis pasos. Y allí al fondo has abierto una puerta grande, de chirriantes bisagras hasta dejarla abierta de par en par.

He penetrado en el recinto y me he quedado maravillada de la hermosura en contra de la negra soledad que había en el exterior. Las cortinas de encajes, la gran cama con ese mullido edredón rojo, los muebles de altos pomos de madera, las butacas remolonas que se miran ante la chimenea, esta más pequeña, pero que arde sin parar, las alfombras con dibujos de jarrones llenos de flores rojas…

y ese ramo de rosas que delata un corazón a punto de estallar.

Esta será nuestra casa por una semana- Y esa voz ha sonado en mis oídos como un cántico de profana promesa. Quizás mis pensamientos me delaten o voy más deprisa que el tiempo. Pero creo que las vibraciones han llegado hasta tí y en un arrebato de pasión nos hemos fundido en uno ante el calor de la leña ardiendo.

Llamas, fuego, vestido por los suelos, pantalones, jersey… quedaron formando un coro a nuestro alrededor. Besos envueltos en ese especial olor de las rosas acabadas de cortar, ese aroma de madera que llenaba el recinto. Todo me hablaba de tí. Y es quizás que nuestros ratos de soledad tengan siempre los mismos olores.

Llena de tí me he asomado a la ventana y allí fuera en la oscuridad reinante me ha parecido ver alimañas nocturnas que correteaban alrededor de la casa, de nuestra casa. No lo sé, quizás sea el lobo que en celo se ha puesto ante lo que ha podido ver…. y ahora huye de tanta pasión desbordada.

Me dejo caer en el lecho, unas horas después, cuando el sol se ha despuntado en el horizonte me he despertado en tus brazos… comienza un nuevo día.

Semana apasionante de la noche del diablo y de las brujas

DAMADENEGROSafe Creative #0811270112863Safe Creative #damadenegro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s