NOCTURNOS

Viniste como una nube a posarte en el tejado de mi hogar; las ventanas se abrieron y las cortinas se hicieron olas de mar cuando fueron arrastradas por el ímpetu de tus caballos de fuego. Vestido de negro con las bridas de los corceles que de terciopelo parecían con el pelaje azulado a la luz de la luna. Dulce príncipe de la oscuridad que traes el desasosiego a mi cuerpo y la inquietud a mi corazón.

Cómo te atreves a profanar mi soledad?; sumida en este sueño eterno que me hace reposar de dulces pesadillas de las que tu eres el protagonista principal. Y entras de nuevo, sin que nadie te haya invitado a entrar, en esta mi vida personal apartada de la sociedad. Mi corazón has vuelto a hacer andar por ese camino de fuego y sangre que el amor incita a desbocar, camino que se hace cuesta cuando te veo asomar por los laterales del gran ventanal.

Los copos de nieve han entrado antes que la mirada dormida en azul de mar, que has lanzado como un dardo envenenado a mi cuerpo, cazador eficaz. Y envuelta en mil temores me he levantado viéndote penetrar por la ventana abierta a los vientos que te han traído hasta este lugar.

A tu paso las puertas se han cerrado y los cortinajes han vuelto a caer pesados a los lados del ventanal; te acercas como un depredador que sabe que va a cazar. Y pocos centímetros te separan de mí cuando siento tu aliento de azahar. Las flores que te acompañan nunca las he podido observar; sin embargo hueles a cementerio allí donde seguramente descansa el dueño de tu verdadero cuerpo que su alma nunca dejó descansar.

Y siento tu mano gélida en las mías mientras el fuego se vuelve voraz. Quizás un sortilegio has musitado para que el calor se haga un hueco entre tanto hielo y tanto frío que siempre viene contigo. Mi bello amante leal ¡me he quedado totalmente quieta, no quiero ni un paso dar porque sé que tu cuerpo se interpondrá en mi deseo de huir una vez mas del poder que hace que no tenga voluntad.

Y rodeas con tus brazos enlutados mi cintura caliente y fría, perdida estoy ya¡¡. Esa tremenda sensación de vivir cuando se está muerta es algo que no se puede explicar y sin embargo estos sentimientos funestos en palabras de clérigo experto me fueron explicadas hace unos días nada más: El amor se hace material cuando el objeto de ese ansia está dormido porque tú no lo dejas morir en paz.

Me siento culpable de que no puedas descansar, bello hombre que sin sangre te haces fuego y me envuelves con tus brazos ante la chimenea que amenaza con explotar. Tus caricias y tus besos son de fuego, queman allí donde deberían congelar los sentidos. Mi hombre, mi amor, mi amante hasta siempre, hasta la eternidad. Nunca puse fecha de caducidad a este sentimiento que uno de los dos siempre despierta un día cualquiera deseo dormido de sexo y de sentimiento: alma y carne juntas otra vez más.

Y me haces temblar bajo tu cuerpo desnudo, abrazado por lenguas de fuego que salen del hogar. Me siento morir o quizás muerta estoy ya. Y ese flujo de vida que has derramado por mis entrañas, me abrasa, me quema, son soplos de vida o de muerte quizás. Y el bello se hace dulce y cierra los ojos ante mi estado de frenesí sabiendo que el clímax llega y le ruego, le grito “hágase en mí”. Desboca el río salvaje por mis manos, mis piernas y todo mi ser.

 

Dejo mi cabeza doblar hasta el fuego que se ha vuelto cómplice de nuestros arrebatos y cuando mi rostro vuelvo hacia tí, no estás. Mis manos aún están llenas de tí, siento correr la vida por mi cuerpo aún, mis labios saben al rico manjar y sólo un trozo de tela negra ha quedado prendido en la ventana al cerrar.

El sueño se ha vuelto a adueñar de mi alma y de mi cuerpo. Un sueño que deja rastro y olor y deseo y amor. “No molestar a los que ya no están” dice el refrán: soy de nuevo tuya, vivo o muerto que más dá. La vida me dejas en mi cuerpo aunque tu te vayas sin ella a no se sabe que lugar.

Miro las estrellas brillantes y allí a lo lejos en cualquier lugar, dos ojos se confunden con la noche o quizás se ha vuelto negro ante el azul de tu mirar.

Te quiero hombre, nunca dejare de amarte….. Jamás.

 

® DAMADENEGRO

 

`·.¸¸.·´´¯`··._.· `·.¸¸.·´´¯`··._.·

 

Mira hermoso varón, mira y verás,

mi cuerpo se ha convertido en tu hogar,

mis ojos iluminan el camino

que te trae hasta mí.

 

Sigue tu inspiración, tu ansia, tu pasión,

ellas te traerán de nuevo a mí,

escondida en cualquier lugar,

te espero siempre, para amarte más. 

—-•(-• ® DAMADENEGRO •-)•—-

Safe Creative #0811270112863

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s