NACAR

Levantaste tu mano blanca ante mi rostro asombrado por la levedad de tu cuerpo que se hizo casi papel frente a la escasa brisa que entró por la ventana entreabierta. Qué eres, que tan poca resistencia das al viento?.

Las palabras se helaron en mis labios cuando un haz de luz solar entró por los cortinajes casi corridos… eres como nácar. Es tu cuerpo un relicario que guarda quizás el corazón solitario de quien siempre ha vivido o muerto sin compañía de un ser amado, me pregunto si un porqué quizás no me guste…..la respuesta de tan extraña pregunta. Dímelo pues.

Y te vuelves con la mirada perdida o quizás este penetrando a través de mi mente para saber que pensamientos oculto de tu sabio poder. No puedo resistir la mirada; bajo los ojos que se pierden por las losas blancas y negras saltando como loca para distraer el temor y quizás el horror de la verdad.

Y me repongo de mis propios temores, sabedoras que en este caso no saber es más propicio para la seguridad de mí ser. 

DAMADENEGRO 3/9/2009Safe Creative #0909034359606

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s