The Last of the Mohicans –

Libre como el viento, libre por la naturaleza que te vio nacer, libre como los pocos miembros de esa tribu que poco a poco fue desapareciendo de tu vida, dejando en leyenda ese nombre en la historia.

El ardor de las hogueras, el inicio del canto en un descanso de ese enfrentamiento entre militares e indígenas. Mujeres y hombres que comienzan a bailar ante la desesperación de la espera. Un aparte, un muro que tapa el frenesí contenido de un hombre y una mujer. Quedan mudos los canticos, quedan apartados los problemas ante abrazos y besos.

Hombre y mujer juntos escondidos tras el muro que les trasporta a un mundo sereno y lleno de paz.

Dedos juntos enlazados como corazón único. Tenue ardor en este rincón escogido para el amor. Amor desbocado por aquellos bosques lejanos en el mapa y en el tiempo. Ardor que rompe el corazón.

Suena la música, todos bailan, los heridos se alzan un poco para poder llevar el ritmo, así los dolores quedan apagados.

Almas libres, tribus antiguas que son capaces de morir por la libertad. Un grito silencioso, una flecha disparada al viento sin rumbo exacto. Libertad en estado puro.

Déjate llevar por el ritmo, sacude nuestras cinturas en un abrazo profundo, tenue sueño, libertad, libertad.

El último de una saga, el ultimo de un pueblo lleno de pureza y nobleza, el ultimo en sentir ese amor sin fronteras, el ultimo en darse por entero a un sentimiento.

©DAMADENEGRO 20/8/2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s