TERNURA

 

Logras que hunda mis dedos en tus manos como queriendo palpar la vida que desprendes, sentir tus latidos y el fluir de tu sangre. Acaricio tus brazos por los caminos de las venas. Rozo con las yemas de los dedos tus dedos, dejando que mis huellas sean tus huellas, plasmarme en ti, ser tu mismo.

Me acerco a tu rostro y noto tu aliento, la misma vida que se convierte en  mía. El aire que respiras, el olor de tu cuerpo.

Un poco más, en momentos dados, un beso a medias, el grito apagado, una sed que se convierte en ansias, mío entero, pleno.

Te dejas tomar, manejable entre mis brazos, un muñeco de oro que satisface mis deseos. Sabes dónde está el secreto, entregarte, ser el amado.

Reposo lento, sin palabras en los labios. Un hermoso dios, hombre para mi, mi niño y mi amante secreto.

©DAMADENEGRO 16/10/2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s