¤LOBEZNO¤

lobezno

Esta noche ocurre algo; he abierto la ventana de mi dormitorio y he notado que el viento ha quedado en calma. Un extraño olor ha entrado desde la calle; creo que el levante está a punto de saltar. No puedo dormir o es que no tengo sueño?.

Me he vuelto a acostar, mis sábanas han quedado tiradas medio en la cama, medio en la alfombra y colocada en mi almohadón la cabeza he tratado con los brazos alcanzar el borde de mi cabecera camera como queriendo llegar al techo.

No entiendo esta necesidad de llevar los brazos a lo más alto…. pero de pronto algo me ha adormecido; algo dulce y cargado que ha hecho que mis ojos se cerrasen poco a poco…

Y en medio de un ambiente cada vez más cargado he tratado de respirar más profundamente.. y el hecho de aspirar me ha traído un olor conocido, no un perfume.. un olor especial.

Y de pronto mis ojos se abren y ven ojos felinos, casi amarillentos, casi animal. Me has cogido los brazos y los has inutilizados sobre mi cabeza y tu mirada se ha deslizado por mi rostro como aquel que quiere dibujar un retrato sin perder ningún detalle de mi faz.

Has juntado tu nariz a la mía, quedándonos frente a frente y poco a poco has doblado tu rostro para que tu boca y la mía se uniesen en un beso largo, leve y apasionado. Has vuelto a alejarte de mí. Mis brazos han caído sobre mi cuerpo y he visto como te levantabas y de espaldas ibas hacia la puerta: Por favor no te vayas¡

Tu mirada feroz se ha vuelto y allí desnuda te he tendido los brazos y has venido lentamente a sentarte frente a mí. Una mano dulce te ha acariciado el rostro, ese que de vestigios salvajes aún viste. Tu boca en gesto de amargura ha pronunciado: hoy no hay luna llena.

Tienes razón, la noche es oscura y se nota calor. De nuevo acaricio tu pelo y tus manos fuertes han agarrado mi brazo y lo has besado desde la mano hasta el hombro. Qué cerca estás de mí¡¡. Y al volver tu rostro nuestros labios se han unido, pero esta vez el beso no ha sido libiano, ha sido hasta cruel. No tenía más remedio, eres animal herido y de pronto has encontrado quien te pueda hacer sentir. Un jugoso manto de saliva ha salido por nuestras comisuras y la lengua se ha clavado en la boca del otro, hasta hacernos estallar en deseos..

Me has tirado sobre la cama y poco de lo que llevas puesto, has quitado para gozar al máximo de su superficie carnal. He sentido tu lengua saborear mi rostro entero y poco a poco has ido analizando mi cuello y mi pecho… sí aquí, donde late el corazón cada vez que de noche, sueño mío vienes a mí.

He dejado que hicieses de mí tu muñeca; y en el delirio de sentirme objeto de tu placer he querido premiar tus amores con flores de besos dulces, de mordiscos y de ardores que me hacen estremecer.

Y en sentido opuesto tu cara y la mía se han perdido en ese cruce de camino que tiene como punto de origen el placer total. Como un huracán has lamido todo aquello que está a punto de estallar de placer y de gozo de tener a mi sueño junto a mí una vez más.

Y portando tu poder en mis manos lo he besado, amado, sabiendo que ésto te va a vencer. Quien será el primero que de placeres salte por los aires de esta postura colocados, sin podernos ver los ojos ni los labios, pero sentir tanto placer.

Y el grito ha salido de tus labios a la vez que la fuente del río manso se ha hecho mar en mi rostro, en mis manos y en mis brazos…. jamás me he visto tan hermosamente bañada por tan cálido gel.

Y de pronto he sentido como una daga se clavaba en mis entrañas, no eras tú, era lo que tu boca acariciaba y que ha hecho romperme en dos o tres. Huracanes venid y vernos, doblada de placer me encuentro en los brazos de este hombre que sueño parece ser…

Y te has dado la vuelta y en tu rostro sudoroso reconozco mi olor, mi poder y mi placer. Y nuestros labios llenados de líquidos cambiados se han unido en largo beso para hacer de esos zumos, elixires de placer.

Las dos dan en el reloj, parece que te pones en pie. Me das la espalda y creo que como de un sueño vuelvo: estoy sola otra vez?

Y me huelo las manos, olor de ritos paganos, ese olor también está en mi piel. Mis labios están húmedos, de un mangar como crema espesa que los suaviza como la miel. Y en el cuerpo siento el calor de un aliento de alguien que en el pensamiento aún está presente aunque no se le ve.

Sobre la sábana arrugada restos de pelo salvaje ha quedado para dejarme la firma de quien ha estado aquí otra vez. Mi sueño me ha visitado y entre realidad y engaño me ha dejado por segunda vez la sensación que se tiene cuando has estado con el rey de los que antaño fueron el camino entre fiera y humano y que por suerte en sueños me visita y ya ven los resultados…….

Me doblo sobre mi cuerpo, moreno del sol, salado del mar y con el olor de Lobezno… se puede pedir más??

DAMADENEGRO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s