ADIOS

 furia

De camino al trabajo, en medio del atasco diario, lo pensó atropelladamente, decidió que le llamaría para decirle que le dejaba, estaba cansada de sus mentiras, lo sabía todo, sabía que llevaba un año engañándola con otra, pero eso ya daba lo mismo, lo que importaba es que no le quería, se aburría a su lado, le molestaban sus ruidos comiendo, que le tocase el pelo antes de dormirse, su manía por hacer estiramientos antes de salir de casa…

Ya no le aguantaba, quería que se fuera con la otra, que dejase de ocupar tanto espacio y de forma cada día más molesta.

Aprovechó un semáforo en rojo y le llamó, al otro lado del teléfono escuchó: “¿Ana, pasa algo? Sólo pudo contestar con un “¡Entérate, imbécil!” cargado de rabia.

*********************

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s