REC…. impacto……

 15350261

Angustiosa, tenebrosa……………. cámara que en manos profesionales osan perturbar las oscuridades del ámbito humano y de su espíritu. Toma forma el miedo para convertirse en guión, ojo de cámara que busca en la penumbra de un edificio de vecinos de la Barcelona de comienzos del siglo XX; imágenes robadas en cada toma que no se recrea en esa sangre que se siente y se huele, casi… casi, como si estuviésemos dentro de la película que se filma al mismo tiempo que late el corazón. El miedo toma forma de lo deforme, de lo desconocido, de lo que se oculta en las viejas habitaciones de los pisos antiguos y allí en el vientre de la gran ciudad hierve el germen que puede acabar con todo; con toda vida… consecuencia de las locuras de un hombre desconocido que vivia su experimento en el piso superior que todos creían vacío desde hacía años.

Debo confesar que pocas cosas me producen impacto visual o diría más bien interior, y sin embargo, esta película ha llegado a asustarme, a pensar un poco en lo desconocido que somos en un mundo que se vanagloria de conocer todo. Y sin embargo el miedo, puede tomar fuerza en una casa de vecinos, en unos gritos en la noche, en unas reacciones impropias del ser humano.

Es así como este guion, por llamarlo de alguna forma (creo que no ha existido ni siquiera guion para hacer esta genialidad) trata de darnos la visión de un cámara y una periodista de una canal de Tv autonómico de segunda fila metidos a pasar una noche con los bomberos de guardia de una gran ciudad. Es así como nos presentan a estos hombres, cualificados para cualquier evento por muy terrible que sea. Vemos sus pasatiempos, su cena, su dormitorio mientras la sirena de alarma está callada; pero una vez que una voz anónima saca a estos hombres y a nuestra cámara y nuestra periodista del ronroneo de la noche, todo es velocidad aunque por los datos simplemente sea un caso de alguien que está gritando en su casa.

Poco a poco y al borde del coche de bomberos nos acercamos hasta el domicilio desde donde se ha lanzado el SOS y vemos la patrulla de la policía parada frente a su portal. Al entrar los vecinos están alborotando en la casa-puerta y diciendo que en el tercer piso la señora que lo habita está gritando y gruñendo ferozmente. Raudos y veloces los bomberos junto a nuestros héroes suben hasta llegar al portón de la casa señalada. De un golpe derriban el gran portón de entrada y allí comienza el horror: vemos al final de un largo pasillo, muy típico de este tipo de casa, a una mujer que está bañada en sangre…. parece bailando y vociferando palabras incoherentes y sin embargo, el horror todavía no ha hecho nada más que asomar las puntas de sus largas orejas.

Es como si de pronto todas las fuerzas visuales de este mundo se pusiesen de acuerdo para impactar al espectador, para llenarle los ojos de imágenes a medio ver entre luces y sombras, entre flash y flash… Una movida de cámara muy al estilo de aquel “Proyecto de la bruja….” y sin embargo éste proyecto es mucho más impactante debido a que somos partícipes y protagonistas todo el tiempo que dura la angustia, el miedo, el terror, la oscuridad y la razón huida de la mano de alguien que jugó a ser Dios…

La técnica es la misma que la emparienta con “La Bruja… (Menuda bruja, que noche me dio). Cámara que oscila, imágenes que duran décimas de segundos en pantalla, colores que se confunden en la oscuridad, caras que se acercan al objetivo y se alejan según estén asustados o temerosos de cualquier evento venido y por venir. Un stop disimulado desde el suelo y por el que seguimos viendo lo que sucede cuando se piensa que la cámara está apagada.

Y todo este trámite de horror (porque en este caso es horror lo que produce cada toma y cada resultado) para llegar a una moraleja que empaña nuestro pensamiento de creernos los dioses del universo y de todo el saber humano. Qué diferente se nos hace vernos llenos de pánico en cualquier rincón de una vieja casa.

Como digo: realmente impactante, llena de esa telaraña de confusión que ocasiona una atmósfera densa y difícil para respirar. Se nos hunden las manos en el sofá de casa (y menos mal que fue en casa y no en el cine, hubiésemos quedado con los miedos al aire delante de propios y extraños). Un película que nos enseña además de cual es el nivel de aguante de uno mismo, la impactante y natural manera del miedo verdadero; algo que carece de tanto efecto especial e imágenes de ordenador. Aquí todo es puro y duro. Mente y cuerpo.

Lo que sucede es digno de ver o mejor dicho de sufrir. Una verdadera experiencia con uno mismo. Creo que es para ponernos nota de comportamiento y de conocernos más y mejor. El protagonista final es la cámara tirada en el suelo……..

 

**Premios:

–Festival Internacional de Sitges 2007 —

Mejor actriz -Manuela Velasco (23/10/1975).

Mejor dirección -Jaume Balagueró y Paco Plaza.

Premio de la Crítica y Premio del Público a la Mejor Película.

–Film español premiado en el Fantasporto 2008 (Portugal).

Triunfó en el festival, ganando el GRAN PREMIO DEL FESTIVAL.

–Goyas:

Goya al mejor montaje y mejor actriz de revelación (Manuela Velasco).

**Duración: 85 minutos.

**Guión: Luiso Berdejo, Jaume Balagueró y Paco Plaza.

**Intérpretes: Ferrán Terraza, Jorge Serrano, Manuela Velasco y Pablo Rosso.

**Fotografía: Pablo Rosso.

Presentación del DVD – única versión con el Cd de la película sin más

DAMADENEGRO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s