ENTRE LOBOS

-un-lobo-gris

Del remoto pasado has llegado hermoso animal hasta los pies de mi cama. Te has agachado, escondido de mis ojos que cerrados en dulce sueño están, a ese remolino de tela que forman mi edredón suave y rosa que da calidez a mi cuerpo en las frías noches del invierno. Has levantado la cabeza un poco para ver si tu presencia había perturbado el dulce placer de estar en lo más profundo de mi descansar nocturno y quizás envalentonado con la fuerza de saberte no observado te has puesto de pie…..

Fiel hermoso cuerpo de ese héroe que muchas veces ha sido primera persona en mis fantasías eróticas, fiereza en la mirada, furia en el rictus de tus labios, manos frías y ásperas que denotan tu pasado en las colinas en compañía de tus hermanos lobos, pero sin embargo esta noche tu cuerpo tiene una tibieza que quizás incluso inquieta a tu duro corazón de chacal y licántropo.

 Más despacio aún te has acercado hasta mi almohadón tierno donde mi cabeza reposa en dulces pesadillas-ensoñadoras pasiones contigo, medio lobo-medio hombre… y te has arrodillado allí justo donde mi rostro quedaba a pocos centímetros del tuyo. Tu aliento cálido ha hecho que una tibieza placentera me acariciara la faz que pronto ha notado la presencia real de alguien en mis aposentos privados…

He abierto los ojos y mi mirada ha quedado cortada por tus ojos de lobo, manso cordero que vienes quizás, en esta noche de frío a buscar una mano tibia que te dé calor. Ahora mi sueño se hace realidad y poco a poco he levantado mi abrigo para dar paso a tu cuerpo junto al mío. Y esas armas afiladas que en tus ojos hieren y en tus manos más, han quedado derretidas por los miles de besos que he depositado en tus labios, ahora hirientes por la pasión.

Has dejado tus orígenes apartados a los pies de la cama y te has dejado llevar por tus ansias de hombre preso de la llamada de la carne; pero ésta vez no has deseado devorarla, mi querido sueño, sino que has hecho de ella un hermoso adorno que has besado y acariciado como el más bello relicario.

He acariciado tu pelo, hermoso varón moreno y tu tez curtida por la nieve y los desmanes de tus ansias lobeznas se ha derretido entre sudores blasfemos y líbido torpedeada por los miles de besos que he dejado en tu boca, depredador. Ahora descansa, rudo producto de la selva, como si miles de batallas hubieses librados entre el bien y el mal y en un profundo frenesí has vueltos a hacerme objeto de tus ansias ilimitadas hasta dejarme abatida en esa lucha que tienes contigo mismo entre comer y sentir..

Te has levantado del lecho que has deshecho, lobo y hombre a la vez y con mirada fija y amorosa me has dicho: Gracias amor, volveré en sueños otra vez ¡¡¡¡

 

® DAMADENEGRO2005

Safe Creative #0901142407019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s