El caído Dorian

ben_barnes 

Noche cerrada, llueve, el rio ha llegado a convertirse en un gran enemigo, lo decían esas corrientes llenas de lamentos, la vida parece inexistente. Has llegado hasta allí, has tratado  de darte por perdonado. Imposible olvidar lo que había pasado años atrás, quizás una chiquillada pero con el odio que es capaz de levantar el deseo de ser siempre el centro de admiración y eje de todo acto social.

Las lágrimas corren por tu rostro llevadas por el agua de la lluvia. Pides  perdón por lo pasado, pero que harás en el presente; estás lleno de dudas, ya no eres el joven seguro que paseaba por los salones de las grandes mansiones, ahora te has vuelto ratón en tu propia ratonera.

Te has vestido para la ocasión, no quieres ser conocido aunque el lugar no es para visitar por alguien. Lloras por aquella inocencia perdida, aquellas miradas limpias, aquellas manos blancas.

Huyes de tus propios pasos, desanda el camino ya andado. Corres y vuelas  de tanta maldad como has llegado a acumular. Corazón maldito, lleno de pecado, despojo de muchos otros que en tu vida has matado.

Hoy ya es otra cosa, subes las escaleras, cierras puertas y te escondes tras las cortinas, y sin embargo, allí arriba alguien te llama. Es voz conocida, es igual que la tuya, es simplemente tu voz.

©DAMADENEGRO 16/8/2012Safe Creative #1208162129471

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s